La Ciudad

Reseña Histórica

Imaginamos al pueblo aldeano (…), y no sin orgullo emplazamos en nuestro espiritu el estandarte de sus fundadores. ¿Quiénes y cuántos fueron? Apeñas un puñado de pioneros anónimos.
Porque siempre será bueno recordar que fueron fundadores a pesar suyo; (…) que la piedra fundamental pudieron ser un pozo de balde, un horno rústico, o un trapiche casero.
El agua, el pan y el vino constituyeron la tríada elemental donde asentó la planta fundadora.
De la anonimia sin rituales, de la franciscana humildad de los primeros colonos-genuinos patriarcas de la tierra nueva- surgió este pueblo.
Los que somos oriundos de este pueblo tanto como los que lo han adoptado como propio y se han identificado con su modo de vida sencillo, campechano, cordial, sabemos que no fue fácil la lucha de nuestros mayores. Que amarguras, decepciones y sinsabores oscurecieron más de una vez el cielo de su dura conquista del desierto.
El pueblo en que vivimos es hijo del esfuerzo de sus habitantes de ayer y de hoy. Su pujanza no es casual; no ha sido fruto de dones providenciales ni de fortuitas circunstancias políticas. Todo se levantó se levantó a pulso, desde abajo.

¿Cómo y cuando nació este pueblo?
Puede decirse que fue en los albores del año 1907 que se habilitó el primer pozo de balde de utilización colectiva… que el pueblo era apenas el boliche de don Trifón Angulo y aquella herrería de vidalas donde Antonio Macario forjaba la esperanza.
Pero que ya antes, en 1905, según pobladores más viejos, se habían establecido algunos colonos, “haciendo punta” a la vía ferrea, que en 1906 llegaba hasta la vecina estación de Monte Nievas…
Y porque los pueblos nacen y crecen por obra y gracia del hombre, la “Colonia Castex”, se hizo en el trigo aquel 23 de febrero de 1908 en que se efectúa el primer remate de solares, dispuesto por su propietario don Eduardo Castex.(…)
Las fechas de fundación son inciertas. Por eso fue necesario una que, en definitiva, constituye el punto de arranque de su historia institucional.
Para ello se coincidió en el 20 de Septiembre de 1908, fecha en la que arriba a la entonces “Colonia Castex”, en tren especial, el Gobernador del ex Territorio señor Felipe Centeno…
El tren era “especial” y “especiales” también las circunstancias, por ese día, en la cercana quinta de Don Cayetano Lenzino, los italianos residentes festejaban su efemérides.
Otros trenes siguieron corriendo y fue el camino de hierro el que trajo al naciente pueblo una legión de chacareros fundadores… Y un día de Navidad… el 25 de Diciembre de 1908, fue librado al público el servicio permanente de trenes del entonces Ferrocarril Oeste.
A partir de esa fecha comienza para el pueblo de Castex la esforzada gesta de su progreso.

El origen de Eduardo Castex
Para muchos el hito fundacional lo constituye al “arribo del ferrrocarril”. La vía ferrea llegaba, en 1906, hasta la vecina población de Monte Nievas y mientras tanto se proseguían los trabajos para continuarla hasta aquí. El 20 de Septiembre de 1908 conduciendo el entonces gobernador del territorio, señor Felipe Centeno, llego a Castex un tren de pasajeros especial desde la Capital Federal. Con el gobernante viajaba la Comitiva oficial y el Sr. Eduardo Castex, entre otros, invitados a participar de una fiesta organizada por la colectividad italiana en la quinta del Sr. Cayetano Lenzino.
Esta fecha ha sido tomada por los organizadores de los actos celebratorios del cincuentenario de la fundación del pueblo, como punto de partida a falta de otros hechos probatorios del día de su nacimiento.
Para algunos estudiosos e interesados por la historia de Casex, el orígen del pueblo se remonta al año 1907, sosteniendo que en el transcurso del mismo fue puesto en uso el primer “pozo de agua de utilización colectiva”, aduciendo que tal hecho es un punto de referencia digno de ser tomado en cuenta, por cuanto se constituyó en el paso obligado de los arreos en la zona y lugar de concurrencia de la población para dotarse del vital elementos.
Para otros el impulso inicial para su constitución como centro poblado organizado, fue dado por el “Remate de solares, quintas y chacras”, realizado por el propietario Don Eduardo Castex, el 23 de febrero de 1908.
Y finalmente no son pocos los que se inclinan a señalar como inicio de la “Historia de Castex”, la instalación de los primeros colonos en campos de la zona.

Modificación del nombre
En sus primeros años de vida nuestro pueblo fue reconocido con el nombre de “Colonia Castex” que le fuera impuesto al nacer. Posteriormente por un decreto del Poder Ejecutivo Nacional, tomó su denominación actual de “Eduardo Castex”.
Tal decreto dice: “Buenos Aires, 31 de Agosto de 1928. Visto el pedido formulado por la Municipalidad de Castex (Pampa Central), para que a la actual estación “Colonia Castex” del Ferrocarril Oeste de Buenos Aires, se la designe con el nombre de “Eduardo Castex”, en razón de ser éste el fundador de dicho pueblo y a quien se debe el impulso adquirido por esa localidad: teniendo en cuenta que, como lo manifiesta la Dirección General de Ferrocarriles, si bien en el decreto del 5 de marzo de 1908 por el cual se dio el nombre de “Colonia Castex” a la estación de que se trata, no se especifica expresamente la razón determinante del mismo, cabe destacar que al hacerlo se ha querido honrar la memoria del fundador de ese pueblo, como se deduce de los hechos y antecedentes que cita la Municipalidad recurrente y de lo expuesto oportunamente por la Empresa Ferrocarril Oeste de Buenos Aires en la nota por la que se solicitaba la designación del nombre para las estaciones de la línea Monte Nievas a Victorica en la que está situada la de referencia, manifestando que esta se encuentra ubicada en campos del señor Eduardo Castex. Por tanto el Ministerio de Obras Públicas resuelve: designar con el nombre de Eduardo Castex a la actual estación “Colonia Castex” de la línea Monte Nievas – Victorica del Ferrocarril Oeste de Buenos Aires. Publíquese, hágase saber a la Municipalidad recurrente y hecho pase a la Dirección de Ferrocarriles a sus efectos”.
Posteriormente y con el propósito de uniformar las denominaciones de estaciones del ferrocarril con los respectivos pueblo, el Poder Ejecutivo Nacional, en el año 1935, dictó un decreto por el que sancionó el nombre de Eduardo Castex, con el cual se conoce desde entonces.

Primeros pobladores
Resulta grato recordar a quienes fueron los primeros pobladores del pueblo y de su colonia y reconocer en muchos de ellos a troncos de las prolíficas familias con que el correr del tiempo fueron vinculándose y cuyos hijso han sobresalido en distintos campos de la actividad ciudadana.
Ellos fueron: Arturo Lenzino; Antonio Macario; Luis Isola; Carlos Aimaricio; Luis Cipolla; Ercole Giorgi; Juan Brignardello; Pedro Lorini, Carlos Barbero; Felipe y Miguel Pellegrino; Pedro Opezzo; Gaspar Senestro, Santiago y Claudio Marenco; Luis y Alejandro Peyretti; Angel D´Estefano; Trifón Angulo; José Garin; Emilio López; Ramón Cortiñas; José Genero; Melecio Salcedo; Juan Nervi; Fidel Ranocchia; Victor Menchaga; Héctor Isola; Carlos Cinquina; José Marchisio; Abraham Arap; Nicolás Sánchez; Pedro y Juan Filippini; Antonio Vairoletto; Emilio Montaldo; Bartolomé Gondolo; Santiago y Juan Buffa; Alfredo y Pedro Avalis; José Vidal; Santiago Colombo; Alessio y Ángel Bonetto; Santiago Pellizza; Pedro Gagliardoni; Sebastián Unia; Pedro Bonaudu; Ernesto Graziano; Ramón Pérez; Sebastián Macagno; Nicolás Vera; Emilio Ferrazo; José Martín; Juan Audino; Vicente Campasso; Pedro Guardamagna; Elio Perera; Domingo Gallo; Juan Servetti; Juan P. Bertolotti; Vivián Falcón; Antonio Gaccio; María Teresa Tomatis de Garello y Luis Garello.

El fundador
Eduardo Castex nació en Buenos Aires en el año 1854. A los 21 años de edad recibió su título de Agrimensor, desempeñando su labor profesional en el medio dificil que representaba la enorme extensión del país practicamente inexplorada.
Ejerció su vocación por la política, ocupando durante varios períodos el cargo de concejal en el Concejo Deliberante de la ciudad de Buenos Aires. Fue vicepresidente de la Comisión de Desagues de la Provincia de Buenos Aires y posteriormente ocupó una banca en el Congreso de la Nación, como diputado de dicha provincia.
Fundó y dirigió la compañía de seguros “La Positiva” y en acciones de bien público merece señalarse su actuación al frente de la Escuela de Artes y Oficios de Buenos Aires, de la que había sido fundador.
Desarrolló actividades agropecuarias, llegando a poseer grandes extensiones de tierra en esta provincia, las que fue fraccionando y vendiendo, dando lugar a la formación de pueblos y colonias.
En todo su quehacer dejó su sello de hombre progresista que ratificó plenamente durante su actuación parlamentaria.
Falleció en su ciudad natal el 12 de abril de 1912.

Municipalidad de Eduardo Castex
Vecinos que desempeñaron cargos comunales
El 30 de agosto de 1914 se realizaron las primeras elecciones para elegir autoridades municipales, las que asumieron sus cargos el 19 de octubre de ese mismo año.
El Primer Concejo Municipal se integró con Don Ramón Zamarbide como presidente, y los señores Manuel B. García, José Tenorio, Jose Genero y Alfredo Coscia; ocupando el cargo de Secretario – Tesorero el Sr. Héctor Cavallini.
En 1916 (elecciones del 8 de mayo) se renueva parcialmente al Concejo, incorporándose los señores Arturo Lenzino y Manuel Velazco, en reemplazo de Tenorio y García.
En las elecciones del 16 de julio de 1917, el Concejo se constituye con la Presidencia de don Manuel Velazco y los Concejales Carlos Ornstrup, Angel Barsotti, Arturo Lenzino y Héctor Isola.
En 1919, por resolución del Poder Ejecutivo Nacional y en razón de haberse producido una acefalía, se designa a Antonio Torres como Presidente y comisionados a Damián Sánchez y Félix Giordani, desempeñando la Secretaría Enrique Martínez Almudévar.
En diciembre del mismo año son designados comisionados para integrar el Concejo Horacio S. Amieva y Juan Angel Bonini, y en agosto de 1920 por otro decreto del Poder Ejecutivo se producen cambios, quedando el Concejo compuesto por: Ramón Cortiñas, Presidente y Concejales: Héctor Isola, Edgardo Vertua, Damián Sánchez y Félix Giordani. Por renuncia de Almudévar es reemplazado en la secretaría por J. Louzar, primero, luego Ubaldo B. Iriarte y después pro Carlos Sánchez.
Por fallecimiento del Concejal Damián Sánchez, en julio de 1921, es designado en su reemplazo Carlos Michelazzi, a quien por renuncia reemplaza don Juan A. Bonvini.
En 1922 (29 de mayo) se realizan nuevas elecciones quedando el Concejo integrado con Héctor Isola como Presidente, y como vocales Carlos Michelazzi, Ramón Cortiñas, Fidel Ranocchia y el Dr. Pablo F. Lacoste.
En 1924 (23 de marzo) el Concejo se constituye bajo la presidencia del Dr. Pablo F. Lacoste y con Paulino Zamarbide, Luis Peyretti, Héctor Isola y Cándido García, como vocales, reemplazando luego el Dr. Pedro Cometta Senestrari a Isola.
Por decreto del Poder Ejecutivo en el año 1925, se nombra Comisionados a Paulino Zamarbide (presidente) y a Cándido García, Juan José Bajo, Guillermo Almirón y Héctor Isola.
El 21 de marzo de 1926 por elecciones, el concejo se constituye con Paulino Zamarbide, Dr. Pablo F. Lacoste, Dr. Pedro Cometta Senestrari, Angel Sturla y Raúl G. Villa, pasando a actuar en 1927 Mario Lombardo y Nicolás Sánchez, en reemplazo de Zamarbide y Villa.
En 1928 se incorporan al Concejo Luis Zamarbide y David Vázquez en reemplazo de los Dres. Lacoste y Cometta Senestrari.
Por elecciones del 7 de abril de 1929 el Concejo es integrado por Mario Lombardo (presidente), Angel Sturla, Nicolás Sánchez, Luis Zamarbide y David Vázquez, el que es reemplazado el 22 de noviembre de 1930, por el Comisionado don Héctor Cavallini a quien secundan como Secretario Tesorero Antonio Solar primero y luego Ricardo Diez.
El 31 de agosto de 1931 pasa a ser Comisionado Raúl G. Villa.
Por las elecciones del 20 de noviembre de 1932 resultan electos Enrique Stieben (presidente), Francisco Domínguez; Francisco Audino; Alfredo Alvarez y Félix Lafuente (después José R. Abalo) como concejales. Desempeñando la Secretaría Carlos Rinaudo.
Las elecciones del 10 de abril de 1934 llevan al concejo a Francisco Audino (presidente), Francisco Dominguez; Alfredo Alvarez; Andrés Ricco y Victorio S. Balbi.
Raúl G. Villa y Juan Bolzán reemplazan a Audino y Alvarez como presidente y vocal respectivamente el 7 de abril de 1935.
En 1936 y por elecciones del 27 de abril, el Dr. Marcos Rosenzweig en la presidencia juntamente con Hugo Contarini y Francisco Audino, reemplazan a Balbi, Dominguez y Ricco.
Al año siguiente (1937) se incorporan Emilio A. Demolis, Victorio S. Balbi y Gerónimo Alzola, en reemplazo de Audino, Villa y Bolzán.
Por elecciones del 24 de abril de 1938, Avelino A. González ocupa la presidencia del concejo, incorporándose como vocal Juan B. Branca. Ambos reemplazan a Rosenzweig y Balbi.
En 1939 se produce el cambio de Alzola por Mario Macagno, de acuerdo al resultado de la elección realizada el 2 de abril de dicho año, no habiendo cambios hasta el 6 de abril de 1941, en que Bartolomé E. Matteazzi reemplaza a Emilio A. Demolis.
Por las elecciones del 5 de abril de 1942, el concejo queda constituído de la siguiente forma: Presidente Bartolomé E. Matteazzi y vocales: Marcos Rosenzweig, Mario Macagno, Carlos Rinaudo y Victorio S. Balbi.
Matteazzi asume como “Comisionado” en 1943 para ser reemplazado en 1947 por Antonio Rodríguez, siendo Secretario José Bruno y posteriormente Luján H. Cufré.
Continúan actuando los “Comisionados”: en agosto de 1950, es designado Armando Marchisotti; en octubre de 1951 el Dr. B. Oscar Almada y en 1953 Justino García (h), actuando como Secretario Claudio De La Fuente.
Por las elecciones del 25 de abril de 1954, asume la intendencia Raúl G. Villa y el Concejo lo constituyen Rómulo Lorini como Presidente y Concejales Alberto Bertone, Fortunato P. Piombo Domínguez, Robel N. Alcalde y Felipe Martín (h).
En 1955 es intervenida la Comuna y designado transitoriamente como interventor el Comisario Inspector R. Marchisio y más tarde el Dr. Manuel Héctor Rodríguez Dadoni, con el que actúa como Secretario Fulto Ranocchia.
En 1956 es designado “Comisionado” Bartolomé E. Mattezzi, con quien colabora en un primer momento una “Junta Vecinal” integrada por Juan Guitard, Domingo Bigo, José Cortiñas, Ludy L. Ranocchia, Nicolás Palacios, Mario Macagno, Augusto Hernández y Domingo Gallo. En 1958 y siempre con la Presidencia de Matteazzi, la junta se integra con Juan José Brignardello, Ludi L. Ranocchia, Manuel H. Cánaves y Domingo Gallo.
En 1959 continúa al frente del Municipio Mateazzi en el carácter de Comisionado Municipal.
El 1 de septiembre de 1960 asume como Presidente de la Junta Vecinal Ludi L. Ranocchia, quien continúa en el cargo hasta el 28 de febrero de 1962, fecha en que le es aceptada su renuncia, siendo reemplazado por Aldo L. Montaldo, designado interventor por el Gobierno de La Provincia de La Pampa a partir del 2 de julio de 1962. El 2 de enero de 1963 es reemplazado por Manuel María Sosa.
El 12 de octubre de 1963 pasa a ser intendente municipal Manuel H. Cánaves, y el concejo será integrado por: Holdi H. Isola como presidente, y Augusto Gebruers, Aldo Montaldo, Arturo Barreneche, Edmundo Cinquina y Federico Antón González.
El 1 de julio de 1966 por Decreto 8/66 de la intervención en la provincia, se hace cargo de la municipalidad en el carácter de interventor Manuel H. Cánaves, caducando los mandatos de los miembros del concejo.
El 7 de septiembre de 1966 cumplimentándose el Decreto N° 498/66 es puesto en posesión del cargo de intendente municipal Benedicto Schiavonni, a quien secunda como secretari Luján H. Cufré.
El 16 de noviembre de 1967 es designado intendente Felipe Martín (h), el que encomienda la atención de la secretaría a Alfredo Hernández.
En las elecciones del año 1973, resulta electo para intendente Federico Emilio Pfeiffer, en tanto que el concejo queda conformado por: Teodoro O. Peralbo, Juan Bautista Baretta, Hugo Martín Redondo, Norberto E. Bassa, Arturo Barreneche y Juan Carlos Brandemann. En reemplazo de los concejales Peralbo y Baretta que renunciaron, asumieron Roberto Sixto Saiz y Carlos Franciso Sorba, pasando el primero a desempeñarse como presidente del cuerpo.
El 4 de junio de 1976, asume el cargo de intendente municipal Edmundo Cinquina, quien designa secretario – tesorero a Hugo O. Hernández, junto al intendente actúa un “Consejo asesor” integrado por Rubén M. Robles, Juan Emilio Barbero, Victorio Giorgi, Horacio R. Martinogni, Ricardo Sánchez, Jorge Vaja, Hugo Vitta, Omar Pacheco, Juan Carlos Cinquina, Julio Blanco y Julio Bongiovanni.

Edificio Municipal
Hasta ocupar su propio edificio la municipalidad debio realizar un largo peregrinaje a través de diversos locales.
Primero ocupó el edificio de propiedad de Miguel Granata; luego se instaló en el inmueble propiedad de José Martino (en la intersección de las calles España y 25 de Mayo, donde funcionó la Tienda Bruno).
Posteriormente pasó a la esquina que pertenecía a José Genero (donde funcionaba la mueblería de Rodis Santos).
De allí se asentó en el local donde funcionaba el Colegio Secundario “General Manuel Belgrano”, actual sede de la Fundación Castex Universitaria).
Recién en el año 1938 se trasladó definitivamente al edificio ubicado frente a la Plaza San Martín, sobre calle Padre Durando.

Fuente: Documentos escritos por Edmundo Nervi para el 70° aniversario de la localidad, actualizados con datos recientes.